Psicología del deporte

La psicología deportiva acompaña al deportista amateur o profesional en un proceso de autoconocimiento y desarrollo personal. Dentro del campo del deporte muchas veces se solo se tiene en cuenta la preparación física y se espera que todo lo que tiene a ver con las emociones (nervios, miedo, tolerancia a la frustración, etc.) se ajuste con el tiempo.

La mente ineractúa con el cuerpo. Así que, a parte del entrenamiento físico, para conseguir un alto rendimiento hace falta también un buen entrenamiento mental y emocional.

La  psicología deportiva se encarga de la persona en todas las áreas de su vida ya que éstas pueden intervenir positiva o negativamente en la actividad que se realiza (tenis, atletismo, deportes de motor,…). Ayuda a la persona a pensar en sí misma, descubrir su potencial y encontrar respuestas.

En la psicoterapia se trabaja para:

  • Potenciar el autoconocimiento mental y emocional
  • Identificar las potencialidades o puntos fuertes
  • Identificar las creencias irracionales que actúan como a limitaciones
  • Tolerar los errores y aprender de ellos
  • Identificar las áreas de mejora
  • Identificar las áreas que están interfiriendo negativamente
  • Mejorar el rendimiento
  • Mejorar la concentración en las competiciones y hacer frente a los bloqueos
  • Saber convivir con los nervios y presiones que implican las competiciones o que provienen de otras áreas
  • Incrementar la autoconfianza y la seguridad
  • Gozar de la actividad deportiva
  • Aprender técnicas de relajación

Siempre sentí que  mi mayor activo no era mi habilidad física, era mi habilidad mental. Bruce Jenner

La mejor motivación viene siempre del interior. Michael Johnson