Psicoterapia infantil

La infancia es la primera etapa de la vida humana que comprende desde el nacimiento hasta los 10 años aproximadamente (los límites cronológicos son variables). Es una etapa que se considera transcendental ya que  durante la infancia se forjan las bases de la personalidad y se desarrollan las capacidades intelectuales básicas. El desarrollo físico, social y emocional en ésta etapa tiene un impacto directo en el adulto en quien se convertirá el niño. Para que este desarrollo se realice de manera adecuada es necesario poder garantizar afecto, atención física y una buena educación. Los niños y niñas son especialmente vulnerables y muestran una gran dependencia y por este motivo requieren de una especial protección.

En ésta etapa se pueden detectar síntomas o rasgos que nos alerten de posibles trastornos futuros. La precoz detección de los trastornos ayuda a poder minimizar la gravedad de éstos o incluso a evitar-los, en función del tipo de trastorno que sea. Durante la infancia muchos niños presentan síntomas que, si no son bien tratados, pueden cronificarse causando problemas en su personalidad.

Todos los padres viven momentos en los que no saben qué hacer con sus hijos. Muchas veces el día a día no ayuda a ver qué puede necesitar realmente el niño y esto dificulta el entendimiento entre ellos y genera un desajuste en la relación. En algunas ocasiones se viven situaciones que los padres no saben cómo comunicar a los hijos y las sesiones de orientación son la clave para poder evitar, minimizar o resolver el malestar del niño. Los niños también pueden necesitar ayuda para poder hacer frente de una manera saludable a diferentes situaciones que les pueden generar estrés, bien sea durante un tiempo prolongado o en un momento puntual. Hay que tener presente que cualquier cambio en la vida de un niño puede afectar a su salud mental dada la vulnerabilidad que presentan. Cuando se trata de la infancia la familia es un pilar fundamental y, por tanto, es imprescindible incluirla en el tratamiento.

En la terapia infantil se utiliza el juego simbólico como herramienta para poder conocer y entender el mundo interno del niño o la niña. A través del juego reproduce sus miedos, deseos e interpretaciones que hace del mundo externo. Si podemos acceder a su mundo interno y conocer qué le pasa y cómo se siente, podremos ayudarle a él y a sus padres ofreciéndoles las herramientas adecuadas.

Algunos de los problemas más comunes en la infancia son:

  • Problemas de comportamiento (hiperactividad, impulsividad, negativismo, agresividad,…)
  • Problemas de control de esfínteres
  • Problemas de alimentación
  • Problemas de ansiedad (crisis de ansiedad, angustia, estrés,…)
  • Problemas del estado de ánimo (tristeza, depresión, falta de motivación,…)
  • Alteraciones del sueño
  • Dificultades relacionadas con las separaciones (duelos por pérdidas, divorcio de los padres)
  • Dificultades relacionadas con las adopciones
  • Miedos y fobias (oscuridad, escuela, sociales,…)
  • Celos
  • Problemas psicosomáticos (dolencias físicas, problemas de piel, caída del cabello,…)
  • Problemas con los vínculos y relaciones familiares
  • Problemas con las relaciones sociales (aislamiento,…)
  • Dificultades relacionadas con el ámbito escolar (absentismo, dificultades de aprendizaje,…)

 

La verdadera educación de un hombre comienza varias generaciones atrás. E. Manero

Los niños aman porque son amados. Los adultos amados porque aman. E. Fromm

Puede que tú olvides tu infancia, pero la infancia no te olvida a ti.